Premiada de Shattuck habla sobre la nutrición en la escuela Tobin

November 2, 2018
By

Ha Ta

Especial a The Gazette

 

En la escuela K-8 Tobin en Mission Hill, los niños le piden consejos de salud sobre la alimentación saludable a la supervisora de almuerzo María Rodríguez, creando lo que algunos han llamado “el efecto María”.

Rodríguez, 48, recibió hace poco el Premio de Servicio Público Henry L. Shattuck debido a su creación de un ambiente de aprendizaje donde los niños pueden aprender sobre el contenido de azúcar en la comida. Examina su comida durante el almuerzo y entonces les convence de que prueben comidas más saludables.

Rodríguez vino a Mission Hill de Puerto Rico cuando tenía 20. Trabajaba de criada y de niñera en Mission Hill Task Force mientras criaba a dos hijos. Durante los últimos 25 años, ha sido la supervisora de almuerzo en la escuela Tobin, donde está conocida como una inspiración y el pegamento que une a los estudiantes y los maestros.

“Cuando miro a los ojos de los niños, veo a mis hijos, y por eso les tengo que cuidar”, dijo sobre los 150 niños que supervisa diariamente.

The Gazette hizo una entrevista con Rodríguez hace poco para aprender más sobre su trabajo, su vida y su manera de hablar sobre la nutrición con los niños pequeños. Parte de la entrevista aparece a continuación.

P.: ¿Cuándo te ocurrió hablar con los niños de Tobin sobre los hábitos de alimentación saludable?

R.: En este momento, tenemos más estudiantes latinos y ellos traen comida de la casa. Quiero que los alumnos vean la diferencia entre la comida de la escuela y la comida que llevan de casa. Digo, “La comida de mamá es deliciosa, sin duda, pero nuestra comida también es deliciosa y deberían de probarla”. Entonces hablamos del azúcar. Cuando están comiendo mucho azúcar, están muy activos con cerebros cansados. Comparamos el nivel de azúcar en la leche y el jugo. Les pido que beban la leche en vez del jugo que llevan de la casa. Ahora quieren que yo apruebe cada cosa que traen de la casa. “¿Qué tal esto? ¿Qué tal el otro?”

 

P.: ¿Cómo reaccionaron los estudiantes?

R.: Lo aceptaron porque dije, “¿Realmente quiere estar todo el día brincando? ¿O quiere poder enfocarse en las clases?” La mayoría dicen que quieren estar alertos y poder aprender.

P.: ¿Es difícil hacerles entender sobre los hábitos de alimentación saludables?

R.: No es tan difícil, porque mientras están comiendo, empezamos una conversación sobre lo que comen y hablamos sobre lo que sería más saludable. Si un alumno me muestra una bolsa de papas fritas, no le voy a decir que no la coma, pero voy a decirle que las papas fritas que tenemos son más sanas. Tenemos otra variedad de papas fritas que son más sanas, no como los que se encuentra en las tiendas. Es como un juego y a ellos les gusta.

P.: ¿Y la reacción de sus padres?

R.: Algunos padres llamaron para preguntar si les dije a sus hijos ciertas cosas y respondí que sí. Tuvimos una conversación sobre el efecto de la comida sana en la concentración de los niños, y entonces los niños comenzaron a llevar más vegetales y frutas en las loncheras.

P.: He oído hablar del “efecto María”. ¿Qué es “el efecto María?”

R.: Como le dije, después de un rato, los alumnos comenzaron a mostrarme su comida para pedir consejos sobre el contenido de azúcar. Algunos lo llaman “el efecto María”. Las últimas semanas han sido locas debido a las noticias del premio, pero para decirle la verdad, lo debo todo a las personas de la escuela: la directora, los maestros, las otras supervisoras. Somos un equipo. Les agradezco su apoyo; han convertido la escuela en un segundo hogar para mí.

Ha Ta es una estudiante de posgrado en Northeastern University.