Ayuntamiento presenta audiencia sobre la seguridad peatonal

El Comité de Planificación, Desarrollo y Transporte del Ayuntamiento presentó una audiencia el 13 de noviembre sobre la velocidad máxima y la seguridad peatonal de la ciudad. La audiencia fue patrocinada por el consejero Ed Flynn.

“Creo que la seguridad peatonal es la prioridad es mi distrito y una de las más importantes en la ciudad”, dijo. Su objetivo es reducir la velocidad máxima de la ciudad a 20 millas por hora. Ya fue reducido a 25 millas por hora el pasado enero.

“A pesar de progreso significativo, vecinos siempre me dicen sobre los vehículos que superan la velocidad autorizada, hasta en los cruces peatonales”, dijo.

Flynn dijo que, si la velocidad máxima de la ciudad no pudiera ser reducida a 20 millas por hora, le gustaría ver la instalación de zonas de velocidad reducida en algunos
sitios relevantes.

El consejero Frank Baker dijo que reducir la velocidad máxima de 30 a 25 fue un buen paso. “Me sorprende que el jefe Osgood y Gina [Fiandaca] no estén presentes porque hablamos sobre de reducción de velocidad en nuestras calles laterales”, dijo.

Agregó que, además de la reducción de la velocidad máxima, le gustaría ver cruces peatonales elevados y obstáculos.

La consejera Michelle Wu permite periodos de testimonio público durante las audiencias. El residente Steve Jonas habló antes de la presentación de Vineet Gupta, el director del Departamento de Transporte de Boston (BTD).

Jonas dijo que camina por la ciudad cada día y que el ritmo acrecentado de violaciones de la luz roja y el exceso de velocidad le sorprenden.

“Cruzar en las intersecciones se ha vuelto riesgoso”, dijo. “Sé que las velocidades máximas son importantes, pero creo que la aplicación automatizada es también importante”. Dijo que, aunque la ley de Massachusetts prohíbe las cámaras contra el exceso de velocidad y la violación de luces rojas, cree que es algo que se debe repensar.

El consejero Matt O’Malley dijo, “Creo que es una conversación increíblemente importante y debemos investigar un programa piloto [del uso de cámaras] en la Ciudad”.

Gupta dijo que la audiencia fue nomás el primer paso en el proceso de examinar una velocidad máxima de 20 millas por hora. “Continuaremos hablando con el Ayuntamiento, la comunidad y representantes de nuestro departamento para asegurar de que este asunto esté bien investigado”.

Dijo que la seguridad en las calles de Boston requiere la regulación de la velocidad máxima, cambios físicos basados en diseño, y mejoras de la aplicación.

Gupta habló sobre algunos programas corrientes de BTD, como la examinación de corredores de prioridad, zonas de calles lentas, y la seguridad de velocidad a través de diseño.

Según Gupta, se ha instalado más de 60 señales de velocidad que brillan cuando un conductor supera la velocidad máxima. “Muchas comunidades se nos han pedido y estamos instalándolas lo más rápido posible; sabemos que han sido efectivas”.

Gupta dijo que la velocidad máxima de 20 millas por hora es algo que se tiene que discutir con la legislatura del estado, y que todas las señales tendrían que estar cambiadas.

“Al principio, podemos cambiar algunas zonas donde requieren la velocidad reducida, como en las zonas de escuelas”, dijo Gupta. “Hay calles que podemos identificar con la ayuda de la comunidad”.

Añadió que la aplicación es una parte importante y que están trabajando con el departamento de policía para mejorarla.

El consejero Flynn quería saber qué tipo de anuncio público ofrecería la Ciudad para educar al público sobre las nuevas reglas de velocidad, especialmente con la cantidad creciente de conductores y peatones distraídos.

“Los conductores deben vigilar sus velocímetros y no sus teléfonos”, dijo Gupta. Comentó que un anuncio de servicio público es una parte clave de la iniciativa y que hay varias maneras de lanzar una campaña. Podrían trabajar con el registro de vehículos para educar a las personas que reciben licencias de conducir, y crear materiales informacionales para los residentes. Dijo que, cuando la velocidad máxima fue reducida de 30 a 25, había una campaña de anuncio público que podría ser usada como ejemplo.

Eliza Parad, la directora de organización de la unión de ciclistas de Boston, ofreció testimonio desde el punto de vista de ciclista en la ciudad.

“Cuando un ciclista está atropellado, tenemos miedo y nos sentimos amenazados”, dijo. “Sabemos que las muertes de tráfico son evitables y sabemos cómo evitarlas”.

Dijo también que, aunque ocurren graves heridas, el público no se entera de las estadísticas. Dijo que apoya la velocidad máxima de 20 millas por hora, pero que tiene que presentarse con mejoras a la infraestructura y a la recolección de datos.

El consejero Flynn comentó que este es el primer paso y que continuará hablando con BTD y otras organizaciones sobre el asunto. Dijo que le gustaría ver la formación de un grupo de trabajo compuesto por organizaciones como la comisión de los adultos mayores, el departamento de escuelas y la Autoridad de Vivienda de Boston, donde se unen para hablar sobre los asuntos de seguridad y cómo las calles podrían volverse más seguras para todos.

Agregó que le gustaría ver fondos provenidos de los grandes desarrollos en la ciudad, que pueden estar invertidos en la seguridad peatonal de los vecindarios.

El consejero Baker dijo, “Ojalá podamos comenzar la construcción de estas calles y observar los resultados”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.