El nuevo orden en City Hall

November 11, 2011
By

Michael F. Flaherty se convirtió en otro perdedor de las campañas electoales municipales de Boston. Tras perder, hace dos años en su intento de ganar la alcaldíía contra Thomas M. Menino, esta vez le tocó rendirse ante los candidatos at-large que buscaban repetir.

A estas horas, cuando los resutados, en números, ya son oficiales, Flaherty ni siquiera pudo lograr el cuarto lugar que se lo ganó  Stephen Murphy por una diferencia de  1,000 votos.

Si vamos a considerar los porcentajes de los casi 50,000 electores que fueron a las urnas, la nueva división del poder municipal es como sigue:

1: Ayanna Presley  con 37,506 votos

2: Félix G Arroyo, con 35,465 votos

3: John Connolly, con 32,803 votos, y

4: Murphy con 26,712 votos.

Hay mucho material para los analistas que deberán explicar este nuevo orden, donde una mujer de raza afroamericana ocupa la primera posición y un hispano la segunda. Tercero y cuarto son dos blancos, al que se debe agregar la quinta posición de Flaherty, quien, perdió a pesar de lograr un excelente número de 25,790 votos.

Ayanna Presley es quien dio prácticamente cátedra política con una campaña que empezó temprano y con alianzas que le dieron buenos resultados. La dama que algunos consideraban vulnerable mandó a la última posición al que es actual presidente del concejo, Murphy, a quien, posiblemente los electores pasaron factura por su pobre actuación frente al concejo.

Pero la sorpresa mayor es el segundo lugar de Félix G. Arroyo, quien logró superar la negativa campaña de algunos medios que  como el Boston Globe, le dieron lo que se conoce como el “negative endorsement” es decir el anuncio negativo de que sería el perdedor para “dar cabida al retorno de Flaherty”.

Al respecto hablamos exclusivamente con Félix cuando se presentó en una conferencia organizada por muchas agencias de servicios de Boston para ver los recortes que se discutían en Washington para cortar servicios básicos que tienen los ancianos. Momentos antes había dicho “¡dicen que voy a perder!”. Recibiendo como respuesta un atronador ¡NO! en aquel auditorio  del Centro Atlético Reggie Lewis cerca de la estación Roxbury Crossing.

Alli fue a pedir que salieran todos a votar y, parece que lo consiguió

porque, por lo menos en nuestro vecindario, nuestra gente salió a votar desde temprano y en números que hasta la hora de escribir este artículo esperaban confirmación oficial.

Hablamos del tema y le mencionamos que no debería tomarlo con total preocupación porque “podría lograr resultados contrarios a lo que se propone”.

Y eso es , posiblemente lo que pasó, porque “sacó a los recintos de votación a una tremenda población electoral hispana”, según eplican observadores que estuvieron registrando el proceso del martes en Mission Hill y otros sectores como Jamaica Plain que tienen gran influencia hispana.

La población de color es otra que salió en grandes números y así lo pudimos confirmar en números que se dieron en Dorchester. Esta situación se explica con el hecho de que la concejal Pressley se elevó a la primera posición después que, apenas dos años antes, ocupara la última ubicación para concejal at-large.

Las felicitaciones no se hicieron esperar y hasta el gobernador Deval Patrick, fue a su fiesta donde ella dijo: “¡esto es sorprendente, esto es impresionante”!

Otro resultado para el análisis es el de  Tito Jackson en el vecino distrito 7,  donde también se está convirtiendo en un poder político. Allá confirmó su aplastante triunfo de las primarias ganando a su oponente Sheneal Parker. Como asunto de referencia agregaremos que en el  District 4 que corresponde a  Mattapan y Dorchester, ganó Charles C. Yancey su decimoquinto término.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *