Candidatos a alcalde hablan sobre la vivienda, educación e inmigración

November 3, 2017
By

Emily Resnevic

Miembro del Personal de Gazette

El 4 de octubre, los Comités Democráticos de las zonas 8, 9, 10, 11 y 19 presentaron un foro de candidatos a la alcaldía y al concejo municipal general en English High School. Los asistentes de la comunidad llenaron el auditorio.

Los dos candidatos hablaron durante dos minutos al principio, contestaron preguntas de la audiencia y de los comités, y hablaron al final. Recibieron las mismas preguntas con los siguientes temas: estrategias para fortalecer el programa pagos formales en lugar de los impuestos (PILOT); la educación en la ciudad; las cortes; las casas de recuperación; la vivienda; el desarrollo económico; y la inmigración.

PILOT:

El programa PILOT prefiere pagos voluntarios basados en el valor de propiedad exenta de impuestos de organizaciones sin fines de lucro. Participantes del programa incluyen instituciones de sectores educacional, médico y cultural cuya propiedad vale más que $15 millones. El moderador del foro dijo que hay una gran brecha entre lo que pagan diferentes universidades y preguntó qué lo candidatos podrían hacer para estandarizar estos pagos o por lo menos usar incentivos así que lo que gana la Ciudad se alinee con el tamaño de la universidad.

Walsh dijo que el Alcalde Menino reescribió la legislación PILOT en 2011, y que el año pasado la Ciudad recaudó $17 millones más que en 2011. Dijo que eso fue posible debido a colaboraciones de construcción con universidades. Parte del plan de vivienda de Walsh es pedir que las universidades construyan más vivienda en campus para vaciar viviendas en la comunidad.

“Queremos que las universidades trabajen con nosotros”, dijo Walsh. “No es una situación perfecta”.

Tito Jackson dijo que más del 50 por ciento de la tierra pertenece a las organizaciones sin fines de lucro.

“Nuestros amigos en universidades, hospitales y museos tienen que ser una parte activa de la ciudad de Boston”.

Jackson dijo que, dado que la mitad de los pagos PILOT son pagados en “beneficios comunitarios”, la Ciudad debería evaluarlo cada año. Dijo que Northeastern paga una fracción de lo que paga Boston University, aunque las escuelas tienen el mismo tamaño, y avergonzó a la escuela por explotar el vecindario de Roxbury, contribuyendo al aburguesamiento.

Dijo también que hay un beneficio comunitario que las universidades deberían ofrecer a la comunidad de Boston: becas.

Dijo también que la Ciudad debería enfocarse en la adquisición de universidades para apoyar negocios propiedades de minorías, mujeres y gente local, que no reciben “el apretón de manos de $25 millones”, refiriéndose al acuerdo reciente entre la Ciudad y General Electric.

La educación:

Los dos candidatos dijeron que se necesitan inversiones para asegurar que todos los estudiantes tengan acceso a la educación de calidad.

Walsh dijo que tener estudiantes en escuelas diferentes cada año no funciona para niños y familias, y por eso hay una necesidad de invertir en las escuelas y de asegurar que la Ciudad trabaje con los padres para crear un fuerte consejo de padres.

Dijo también que el sistema educativo de Boston es complicado porque hay 128 escuelas con 22 diferentes configuraciones de años y 22 diferentes horas de inicio.

“Tenemos que preguntarnos si realmente necesitamos todas esas escuelas y si no existe una manera de consolidar algunas escuelas para que funcionen mejor para todos los estudiantes y maestros”.

Walsh mencionó sus logros educativos, incluidas una inversión de $152 millones en las escuelas públicas de Boston (BPS) y la subida del índice de graduación de la secundaria al 72 por ciento.

Jackson, el presidente de educación en el concejo municipal, dijo que las escuelas han sufrido cortes de millones de dólares y que es necesario “respetar y honrar el 100 por ciento del futuro de Boston, encarnado en los jóvenes”.

Su primer plan es financiar completamente las escuelas públicas, que significa que cada escuela pública tendría una biblioteca, un bibliotecario, una enfermera, programas de música y arte en las escuelas primarias, clases de computadoras para todos, y profesionales de manejo emocional y social.

Jackson dijo también que debería haber un comité de escuelas BPS elegido democráticamente.

“Es importante que devolvamos el poder”, dijo. “Quiero debilitar la alcaldía. Creo que la alcaldía de Boston es demasiado fuerte, y [un comité] es una manera de democratizar la alcaldía, devolviendo el poder a la gente de Boston para que tengan una voz en nuestra ciudad”.

Jackson también dijo que no iba a aumentar el límite de escuelas subvencionadas.

“Tenemos que asegurar que invirtamos en nuestras escuelas públicas”.

La vivienda:

Walsh mencionó en su declaración inicial que su administración creó 22 mil unidades de vivienda, 9 mil de las cuales son de ingresos bajos y medianos, y aprobó el acto de la preservación comunitaria. Respecto a la creación de vivienda asequible, dijo que espera ver un aumento de la financiación de vivienda asequible en los siguientes años debido al fondo de desarrollo inclusivo, y al acto de la preservación comunitaria, que recauda fondos para la preservación histórica.

Sin embargo, dijo que “tenemos un problema con la autoridad de vivienda (BHA)”, porque el gobierno federal no invierte en la vivienda asequible. Para lidiar con la falta de financiación federal, Walsh dijo que la Ciudad realiza colaboraciones públicas-privadas para desarrollar vivienda de bajo ingreso como los departamentos Mildred Hailey.

“BHA alberga a los más pobres”, dijo Walsh. “Tenemos que garantizar que no perdamos esas unidades”.

Walsh también habló sobre los niveles de asequibilidad.

“No existe un número mágico para definir la asequibilidad”, dijo. “Una familia de cuatro—si gana $0, $50 mil o $100 mil—luchará para que el dinero alcance. Tenemos que construir viviendas así que familias puedan quedarse en Boston, para que no continúe lo que pasa en Roxbury, JP, Mattapan, Dorchester, South Boston y Charleston, donde muchas familias se van, los jóvenes entran y las rentas suben”.

Walsh dijo también que la Ciudad y el Estado deberían entregar tierra a promotores de vivienda asequible así que podrían evitar los costes altos que impiden la construcción.

Jackson presentó tres planes para crear y mantener la vivienda asequible en la Ciudad: abolir la agencia de desarrollo de Boston (BPDA), aumentar al 25 por ciento el requisito de vivienda asequible como parte de la política del desarrollo inclusivo, y crear vales de vivienda para las personas sin hogar.

“Tenemos que adoptar una organización de planificación profesional que hará lo mejor para la gente de Boston”, dijo Jackson. “BRA cambió su nombre a BPDA por $600 mil, pero no ha cambiado sus acciones. Tenemos la oportunidad de recuperar la democracia, la transparencia y la responsabilidad de planificación en Boston. Actualmente, construimos sin planear, y el proceso JP/Rox es parte de eso”.

Jackson dijo que, en su administración, si se construye un desarrollo en tierra de la Ciudad, sería un requisito de construir una tercera de unidades de bajo ingreso, una tercera de ingreso mediano y una tercera al tipo del mercado.

La inmigración:

Los candidatos contestaron preguntas sobre sus planes de apoyar y proteger los inmigrantes en la Ciudad.

“El 28 por ciento de nuestros residentes son inmigrantes. El 48 por ciento son de la primera generación como yo”, dijo Walsh. “Eso significa que el 75 por ciento o son de otro país o sus padres son de otro país. Cuando uno escucha el discurso político, escucha que los inmigrantes son malos para la economía, que contribuyen a la delincuencia. Pero esto no es cierto en Boston. De hecho, es todo lo contrario”.

Walsh dijo que tiene orgullo de ser hijo de inmigrantes, y de proteger a los inmigrantes en la Ciudad.

“Si no les gusta mi postura respecto a la inmigración, no voten por mí. Voten por alguien más”, dijo Walsh. “Porque estoy orgulloso de quién soy y estoy orgulloso de apoyar la comunidad inmigrante”.

Jackson dijo que ha introducido legislación para crear un fondo de defensa legal para los inmigrantes, últimamente adoptada por la Ciudad, y para crear escuelas santuario.

“Es importante que la policía de Boston no entregue la información [de personas indocumentadas] al gobierno federal”, dijo Jackson. “Nadie es ilegal, y los que no tienen documentos deberían tener la oportunidad de llamar a la policía si alguien los dispara, los roba o los asalta en nuestras calles”.

Los respaldos:

Los Comités Democráticos de las zonas 11 y 19 respaldaron a Walsh en su reunión después del foro el 4 de octubre. La elección general a la alcaldía y al concejo municipal será martes, el 7 de noviembre, de 7am-8pm.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *