Empresarios apoyan el proyecto de Burney St., residentes tienen dudas

March 2, 2018
By

La comunidad empresarial local vino a apoyar un nuevo proyecto multiuso en 9 Burney Street, citando un incremento económico, durante una reunión el 12 de febrero. Sin embargo, algunos residentes están en contra del proyecto, preocupándose por el espacio comercial en una zona residencial y la altura del edificio.

El proyecto llamado “The Laneway Project”, actualmente en el proceso de revisión Article 80, es la intención de New Urban Partners, Utile, y Principle Group. El proyecto fue inicialmente presentado a la comunidad antes de la reunión del 12 de febrero, permitiendo que los promotores respondieran a las preguntas salientes de la comunidad—preguntas sobre la zonificación y las varianzas, los departamentos residenciales, cambios al tráfico vehicular, y el espacio comercial. Alrededor de 40 personas asistieron a la reunión en Tobin Community Center.

“Nuestro equipo quiere agradecerles a las personas que vinieron para expresar su apoyo”, dijo Mitch Wilson de New Urban Partners. “Hemos estado trabajando con la comunidad durante mucho tiempo y sentimos la pasión que la gente tiene para Laneway y la vitalidad que ofrece. Hemos considerado mucho el diseño de este proyecto y los beneficios que podría ofrecer a la comunidad”.

El sitio actual de 9-11 Burney Street contiene un lote de estacionamiento y una casa de tres familias. La casa de tres pisos tendría que estar demolida para acomodar un edificio de seis pisos, 869 metros cuadrados y 31 departamentos residenciales. Los departamentos serían estudios, y de una y dos habitaciones. Cuatro departamentos serían asequibles al 70 por ciento del salario medio de la zona, que significa que el alquiler sería $1.086 para un estudio, $1.267 para un departamento de una habitación y $1.448 para un departamento de dos habitaciones.

Una característica definitoria del proyecto es el paseo que se convertirá en un callejón público con asientos y juegos de patio. El espacio comercial, probablemente un restaurante, usará este espacio para mesas al aire libre, pero los residentes podrían usar el espacio también. El comerciante aceptaría condiciones de mantenimiento para el espacio exterior. La idea del callejón público fue inspirada por otro paseo cerca de Sophia’s Grotto en Roslindale. Russ Preston de Principle Group dijo que el propósito del callejón es complementar los parques y espacios públicos en el vecindario.

Dermot Doyne, el dueño de Penguin Pizza, habló a favor del proyecto.

“Creo que es una contribución positiva al vecindario”, dijo. “Están haciendo algo constructivo con la reubicación de la basura. Vivimos en un mundo de evolución, donde las cosas cambian, y ya es otra década”.

Doyne cree que el proyecto atraería a nuevos residentes al vecindario y por lo tanto nuevas empresas. Otros empresarios locales ofrecieron su apoyo para el proyecto, incluso Michel Soltani, el dueño de Mission Bar and Grille.

Los promotores han hablado sobre el nuevo espacio comercial con

David Cawley, el dueño de Milkweed, que tal vez alquilará el espacio para un restaurante. Cawley habló a favor del proyecto, especialmente respecto a la reubicación de la basura.

“Para nosotros [en la industria alimentaria], es extremamente satisfaciente tener una opción interior para la basura”, dijo.

En contra del proyecto, un residente de Worthington Street dijo que la varianza de zonificación no debe permitir el espacio comercial en Burney St. y se quejó sobre la proliferación de espacios comerciales en el vecindario”.

Otros residentes que no apoyan el edificio citaron razones como la altura.

Respecto a la zonificación, Wilson dijo que el proyecto requiere por lo menos cinco varianzas. La situación es compleja porque el sitio, que combina dos lotes, tendrá que satisfacer dos normas de zonificación. El nuevo sitio compone el lote residencial, el lote de estacionamiento y la tierra detrás de las propiedades adyacentes de New Urban Partners en Tremont St. Las varianzas tienen que ver con la ratio de superficie, la altura y la ubicación.

En otra reunión, algunos residentes preguntaron si el proyecto residencial podría ser condominios para fomentar la propiedad de viviendas en el vecindario. Wilson dijo que el proyecto no acomodará condominios, mencionando estadísticas que revelan que la rotación de condominios en la ciudad es un promedio de seis años. Dijo que cree que los inquilinos de alquiler quedarán por mucho tiempo, refiriéndose a Clutchworks, otro proyecto de residentes en lo cual participó. Wilson dijo que muchos de los inquilinos habían estado allí durante mucho tiempo, pero un residente notó que el edificio todavía no había estado en línea por dos años.

Wilson también dijo que los universitarios no podrán alquilar un departamento en el edificio, calmando una queja común en la comunidad.

Los residentes querían saber si el proyecto permitiría los alquileres corporativos en el espacio, en vez de los inquilinos de larga duración.

“Creemos que tener demasiados usuarios corporativos no ayuda a fortalecer el vecindario”, dijo Wilson. “Nuestro equipo apoya el propuesto del alcalde Walsh a limitar estos usos. Ya hemos tomado grandes medidas para asegurar de que los alquileres temporales se limiten a nuestras propiedades existentes. Esto ayuda a adquirir inquilinos locales de larga duración para el vecindario. Los usuarios corporativos no son necesarios para la vitalidad de este proyecto. Actualmente no tenemos planes para alquilar a usuarios corporativos”.

El periodo de comentario público de BPDA para este proyecto terminó el 16 de febrero.