Walsh se compromete a mejorar la infraestructura y la vivienda

February 3, 2017
By

De Beth Treffeisen

Especial a Gazette

El 17 de enero en Symphony Hall, el Alcalde Martin J. Walsh pronunció su tercer discurso sobre el estado de la ciudad, comprometiéndose a mantener la accesibilidad de Boston para todos los residentes con la inversión de más dinero en vivienda asequible y la actualización de infraestructura y opciones de transporte.

Un esfuerzo de la administración Walsh por crear trabajos y ampliar las oportunidades para residentes dio como resultado 60 mil empleos y una reducción de la taza de desempleo al 2,4 por ciento, el más bajo en la historia.

Walsh dijo que quiere asegurar que todos compartan ese éxito que incluye la inversión de los $100 millones de la venta de Winthrop Square Garage en la vivienda y la renovación de parques.

“Ese dinero financiará la revitalización de la vivienda pública en East Boston y South Boston, inversiones grandes en Franklin Park y Boston Common, y finalmente la elaboración al plan original del Collar de Esmeraldas”, dijo.

Para recibir el financiamiento de Winthrop Square Garage, el legislado del estado tendrá que cambiar las Leyes de Sombras para permitir que el propuesto edificio tenga una altura que arrojaría sombras adicionales en los parques históricos del centro.

Walsh quiere que $28 millones de los fondos se destinen a actualizaciones de Boston Common, otros $28 millones a Franklin Park para crear más acceso para los vecindarios cercanos, y la renovación de las canchas y instalaciones de béisbol.

Además, espera que $25 millones se destinen a los departamentos de Old Colony en South Boston, $10 millones a la vivienda pública Orient Heights en East Boston y otros $11 millones a la realización del Collar de Esmeraldas.

En su discurso, subrayó el esfuerzo de su administración por crear 7.400 hogares para familias de ingresos bajos y medianos que albergan 1.052 individuales anteriormente sin hogar. El alcalde está en el proceso de presentar legislación para proteger a los residentes del desplazamiento.

Pero para llegar desde un buen hogar a un buen trabajo, se necesita transporte. Walsh dijo, “Mientras la gente habla sobre la infraestructura, nosotros tomamos acción”.

Dio como ejemplo las actualizaciones en curso en Uphams Corner, el rediseño de Commonwealth Avenue desde Allston a Fenway, y a renovación de Central Square en East Boston.

Walsh dijo que la Ciudad ha procurado $300 millones para aplicar el esfuerzo en toda la ciudad. Proyectos futuros incluyen la transformación de Rutherford Avenue y Sullivan Square en Charlestown; North Washington Street Bridge en North End; Melnea Cass Boulevard en Roxbury y South End; y Northern Avenue Bridge en Fort Point Channel.

Además, anunció un plan para introducir tecnología de semáforos de vanguardia en las calles más concurridas de Boston, aunque ya tenemos un centro del control de tráfico que coordina y regula los semáforos de forma remota para aliviar la congestión.

“A todos nos ha pasado: una luz roja tras otra”, dijo.

Walsh también mencionó la crisis de opioides que ha afectado familias a lo largo de la ciudad.

“La adicción es una enfermedad astuta y desconcertante. Pero la recuperación empieza con una simple llamada de ayuda”, dijo Walsh y agregó que por eso la ciudad convirtió el sistema 311 en una línea directa de recuperación de 24 horas.

Continuó, “Esta noche tengo un mensaje para todos: si usted o sus seres queridos tienen problemas de drogas o alcohol, llame el 311 ahora mismo. Estamos aquí para ayudarle. No sufras solo”.

El Alcalde les agradeció a la legislatura y el gobernador su aprobación de cuatro actos legislativos en la última sesión con el fin de salvar vidas, pero no habló sobre planes futuros para afrontar la crisis dentro de la ciudad.

Walsh se comprometió a crear barrios más seguros con una fuerte estrategia de seguridad pública dirigida por las comunidades.

Desde el 2014, el crimen violento se ha reducido el 9 por ciento, delitos de propiedad intelectual el 16 por ciento y los arrestos el 25 por ciento. El año pasado, los tiroteos se habían reducido el 6 por ciento, una reducción total del 16 por ciento de la media de diez años.

 

“Pero nuestro trabajo no ha terminado”, dijo Walsh. “Hubo 45 homicidios en la ciudad el año pasado. Eso es inaceptable. No se puede tolerar ni uno. Nuestra meta es cero. Para realizar esto tenemos que continuar arrancando las raíces de la violencia y sembrando las semillas de la oportunidad”.

Walsh trabajará para crear Equipos de Trauma en Roxbury, Dorchester, Mattapan, East Boston, y Jamaica Plain para coordinar reacción inmediata y recuperación constante para todos los victimas de la violencia.

“Pase lo que pase a nivel nacional, lucharé por nuestros valores”, dijo Walsh. “Estamos juntos en esta lucha, y lucharemos cada día por los demás, por Boston y por toda su gente”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *